Todos los días OHLALÁ! en tu mail
 
 
revistaohlala.com

¡Los muertos vivos!

 
 

¡A la que no se le rompió, alguna vez ,un maquillaje que tire la primera piedra!

Tooodas alguna vez hemos sufrido la caída al vacío de una preciada sombra o rubor, cerrar mal un labial y partir toda su inmaculada belleza o que nuestra máscara de pestañas favorita se seque.

Cuando sucede, personalmente, me siento completamente desdichada y pienso ¿ poooorrrrrrrqueee ssoooyy tannn torrrrpppee?? Me odio un ratito y después me digo " no es nada Luchi, son cosas materiales, eso va y viene!".Una vez calmada sale mi faceta práctica: multifacetic/arreglatutti/gauchita.

Es así como desarrollé diferentes técnicas revividoras de maquillajes. Ya lo sé, soy bárbara. Sí, no lo repitan demasiado porque me voy a creer mil y no me para nadie... hasta el Maipo no paro.

Así que, a tomar nota y a ponerlas en práctica porque son muy fáciles:

Sombra rota, el horror, la desdicha, morir.
 


1. Tomen una cuchara con dos gotas de alcohol o agua (no todas las sombras se recomponen con agua, algunas si y quedan bárbaras) y vayan poniendo de a poco hasta lograr una pasta. La cantidad de agua o alcohol depende del tamaño de la sombra.

 

2. Viertan el alcohol o agua en la sombra, ¡no teman que no pasa nada!! Les prometo que todo va a salir bien!! Vertéd, vertéd mis queridas.

3.Con la parte de atrás de la cuchara aplasten un poco para unificar, van a ver que se les va a pegotear todo por eso hay que hacerlo con cuidado.

 

4. Una vez aplastado, presionan con el dedo, manejando la superficie, apelmazando todo hasta que quede lisita. ¿No está divina? ¡Se mueren! Esto mismo puede hacerlo con polvos compactos, rubores y tonalizadores.

Labial Roto...snif sniiiiffffffff.

 

1. Sacan el labial. Fijensé que al final siempre queda producto, retìrenlo así aprovechan todo al máximo.

 

2. No pude sacarme foto prendiendo el encendedor y poniéndolo debajo de la cuchara porque necesitaba las dos manos para hacer eso, y quien sacaba la foto si yo tenía las dos manos ocupadas ¿eh? Quién? Quiiiiiiiéeeennn??!?! Con lo cual, ese maravilloso momento no pudo ser fotografiado.

Pero les explico: tienen que poner el fuego debajo de la cuchara cosa de que se vaya calentando el cuenco. Como cuando el fuego de la hornalla le da a la parte de debajo de la olla.

3. Así va quedando el labial, se derrite super rápido, como una mantequita.

 

4. Viertan el labial en un tachito limpio ( el mío era de una sombra que se me había terminado)

5. ¡Fin!! Esperen a que seque y lo pueden volver a usar ¿No es brutal esta idea? Yo creo que sí.

Cuchara con dos gotitas de aceite de almendras (es bueno para las pestañas)

 


1. Frotar el cepillo en el aceite cosa de que se embeba en el. Emmmmbeba, que palabrita eh.

 

2. Una vez emmmbebbbido, lo metemos y sacamos un par de veces y lo cerramos. Y chau!!!!!! Máscara renovada. Tengan en cuenta que la máscara no puede estar megarecontra vieja porque nunca va a quedar del todo brutal, sí esas que se secaron un poquito. Y chequeen que sea que esté seco y no terminado.

¿Qué tal? Siento que es un RE post!!!! Jajajaaj a veces siento que hago re posts que van a ser un hitazo y después no lo son. Bueno, que mas da, ¿¿¡¡quién me quita lo bailaooo!!!??

Les dejo unas fotos que saqué el año pasado de la casita divina que alquilamos siempre en Las Calles (Traslasierra). ¡ Es una cosa de looooocoss! A mí me copa ir a jugar a la casita tipo Heidi.

 

 


 

Lavo la ropa a mano en el arroyito que pasa por atrás de la casita y la cuelgo en una tira que va de un árbol a otro. También amaso pan ( que siempre me sale duro y mal, pero no por eso dejo de hacerlo) y cocino cosas raras. Me gusta escuchar una radio que se llama FM Triac, super rockera, me hace acordar a mi adolescencia. ¡Hago todo lo que no hago acá! Jajaja nosé porque me pinta esa faceta de ama de casa campechana. Vaya uno a saber.

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala