revistaohlala.com

Ropa sucia: conocé las marcas que se comprometen a dejar de contaminar

Gracias a una campaña internacional de Greenpeace, 14 marcas textiles ya firmaron un compromiso para eliminar sustancias tóxicas de su producción. Te contamos cuáles son y el daño que estaban generando.

 
 
 
Greenpeace hizo escraches en las casas de ropa que contaminan con sus componentes tóxicos.  Foto: Gentileza Greenpeace

Por Marina Herrmann
Especial para RevistaOHLALÁ! Web


Con Victoria´s Secret ya llegaron a 14 las marcas de ropa que se comprometieron a eliminar sustancias tóxicas de la producción de sus prendas, frente a la fuerte presión internacional de Greenpeace, que organizó escraches en los principales locales de todo el mundo. Ellas son: Puma, Nike, Adidas, United Colours of Benetton, Uniqlo, H&M, C&A, Mango, Marks & Spencer, Spirit y Li- Ning, Zara, Levi´s y Victoria´s Secret, que se sumó el pasado 22 de enero.

La campaña se llama Greenpeace Detox y empezó en 2011 con la publicación del informe Dirty laundry o Ropa sucia, donde denunciaba que grandes marcas de todo el mundo desechaban sus productos tóxicos en los ríos de países emergentes, donde las legislaciones son más laxas que en Europa o Estados Unidos en cuanto a contaminación.

Aunque la campaña ya logró que muchas marcas importantes se comprometieran, y tuvo muchísima repercusión en todo el mundo, todavía quedan empresas como G-Star Raw, Calvin Klein y GAP que no firmaron. Entre las acciones más importantes de la campaña se destacó el striptease más grande del mundo, que se hizo el 23 de julio de 2011 y donde más de 800 personas se quitaron la ropa frente a los locales de las marcas Adidas y Nike, en 36 ciudades de 14 países.

El objetivo de Detox es que se eliminen alrededor de 11 tóxicos que se detectaron en la producción de ropa. Según los estudios de Greenpeace, la industria textil es uno de los principales causantes de contaminación de las aguas en todo el mundo. Por eso, este es un gran paso dentro de esta industria, porque el objetivo es que este compromiso sirva de ejemplo para todo el mercado.

Lo importante de esta campaña es que no sólo sirve para proteger los ríos de los países productores, sino a todo el mundo. Con la globalización, la mayoría de las grandes marcas llegan a los cinco continentes y con ellos la contaminación. Como quedan tóxicos en las prendas, cuando se lavan estos tóxicos van a los ríos y los contaminan. Por eso, esto es un problema de todos.

El compromiso

Las marcas que ya firmaron se comprometieron a:

Cero vertidos: esto implica revisar todo el proceso de producción para ir eliminando el resto de tóxicos en etapas y llegar a cero en 2020. También implica que no se pueden reemplazar las sustancias hoy conocidas como peligrosas por otras que sean peores.

Blanquear: que las marcas hagan públicas todas las emisiones de sustancias tóxicas para que la gente pueda estar informada y así poder demandar que dejen de contaminar, y hacer un seguimiento continuo del compromiso.


 
Los activistas se desnudaron en señal de protesta frente a las casas que contaminan con sus tóxicos.  Foto: Gentileza Greenpeace

Las 11 sustancias tóxicas y sus efectos

Alquifenoles
Usos: son ampliamente utilizados en la industria textil para procesos de lavado y teñido.
Efectos: son tóxicos para la vida acuática, persistentes en el medioambiente y bio acumulativos en los tejidos corporales. Son similares a las hormonas naturales como el estrógeno, es decir, son disruptores hormonales de carácter sexual en algunos organismos, por ejemplo, generan la feminización de peces.

Ftalatos
Usos: los ftalatos son el grupo de sustancias químicas más utilizado para ablandar el PVC (el plástico de polivinilo de cloruro). En la industria textil se utilizan en el cuero artificial, en el caucho y en el PVC. También en algunas tintas.
Efectos: existe preocupación acerca de la toxicidad de los ftalatos tales como el DEHP (bis (2-etilhexil) ftalato). Se considera tóxico para la reproducción en mamíferos, ya que puede interferir con el desarrollo de los testículos en los primeros años de desarrollo. Su uso ya es restringido en la Unión Europea

Retardantes de llama bromados y clorados
Usos: se han utilizado en multitud de materiales para reducir la inflamabilidad del producto.
Efectos: muchos retardantes de llama bromados (BFR) son sustancias químicas persistentes y bioacumulativas que ahora están presentes en el medioambiente. Algunos PBDEs son capaces de interferir en los sistemas hormonales implicados en el crecimiento y en el desarrollo sexual. Su uso también está restringido en la Unión Europea.

Colorantes azoicos
Usos: son uno de los principales tipos de tinta utilizados por la industria textil.
Efectos: algunas tintas azoicas, al degradarse durante el uso, liberan sustancias químicas conocidas como aminas aromáticas, algunas de las cuales pueden causar cáncer al entrar en contacto con la piel. Su uso está prohibido en la Unión Europea.

Compuestos organoestánnicos
Usos: los compuestos orgánicos de estaño se utilizan en biocidas y como agentes fungicidas en una amplia gama de productos de consumo. En la industria textil se han utilizado en productos como medias, zapatos y ropa deportiva, para prevenir el mal olor causado por el sudor.
Efectos: han aparecido evidencias sobre su persistencia en el medio ambiente. Además, puede acumularse en el cuerpo y afectar a los sistemas inmunológicos y reproductivos. Su uso está prohibido en la Unión Europea.

Perfluorados
Usos: son sustancias químicas sintéticas que la industria emplea por sus propiedades antiadherentes e hidrófugas. En la industria textil se utilizan para fabricar productos textiles, de cuero y antimanchas.
Efectos: se ha demostrado que muchos PFCs persisten en el medio ambiente y pueden acumularse en el tejido corporal a través de la cadena trófica.Una vez en el cuerpo, hay evidencias de que afectan al hígado. También actúan como disruptores hormonales alternando los niveles de crecimiento y reproducción de hormonas. Su uso es restringido bajo el convenio de Estocolmo y prohibido en la Unión Europea y Canadá

Clorobencenos
Usos: son sustancias químicas persistentes y bioacumulativas que se utilizan como disolventes y biocidas en la fabricación de tintas y como intermediarios químicos.
Efectos: aunque los efectos de la exposición dependen del tipo de clorobenceno, frecuentemente se los relaciona con afecciones al hígado, tiroides y sistema nervioso central. Su uso está restringido bajo el convenio de Estocolmo.

Disolventes clorados
Usos: los disolventes clorados tales como el tricloroetanol (TCE) se utilizan en la industria textil para disolver otras sustancias durante la fabricación y el lavado de tejidos.
Efectos: el TCE es una sustancia que afecta a la capa de ozono y que puede persistir en el medio ambiente. También puede afectar el sistema nervioso central, hígado y riñones. Es de uso estringido en la Unión Europea

Clorofenoles
Usos: los clorofenoles son un grupo de sustancias químicas que se usan como biocidas en una amplia gama de aplicaciones, desde pesticidas hasta conservantes de madera y textiles. El pentaclorofenol (PCP) y sus derivados son utilizados como biocidas en la industria textil.
Efectos: el PCP es altamente tóxico para los seres humanos y puede afectar a una gran cantidad de órganos. También es altamente tóxico para los organismos acuáticos. Es de uso restringido en la Unión Europea.

Parafinas cloradas de cadena corta (PCCC)
Usos: se utilizan en la industria textil como retardantes de llama, y para el acabado de cuero y textiles.
Efectos: son altamente tóxicos para los organismos acuáticos, no se degradan fácilmente en el medio ambiente y tienen un alto potencial para acumularse en organismos vivos. Su uso está restringido en la Unión Europea.

Metales pesados: cadmio, plomo, mercurio y cromo (VI)
Usos: los metales pesados tales como cadmio, plomo y mercurio se han utilizado en ciertos tintes y pigmentos. El cromo (VI) se usa en procesos textiles y en el curtido del cuero.
Efectos: estos metales pueden acumularse en el cuerpo a lo largo del tiempo y son altamente tóxicos, con efectos que pueden llegar a ser irreversibles, incluyendo lesiones del sistema nervioso (plomo y mercurio) o los riñones (cadmio). El cadmio también está asociado a enfermedades cancerígenas. Su uso está restringido en la Unión Europea

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala