Todos los días OHLALÁ! en tu mail
 
 
revistaohlala.com

El avión

 
 

Volvíamos de las vacaciones más planeadas de la historia. En el avión de vuelta, con los cinturones puestos, mi flequillo totalmente descontrolado, la cara hinchada y mis anteojos de lectura remendados con una cinta a cuadros, (les recreé mi pinta en ese maravilloso momento), Nacho, mi novio, me dice: "Tengo 2 sorpresas para vos".

 


Ustedes no lo conocen a Nacho pero les juro que no es un tipo romántico. La última sorpresa que me había hecho fue mi regalo de Navidad 2011, comprado en Farmacity, y no es que me regaló cremas francesas o un perfume, no.

Me regaló:
Una botella de solucion salina, porque yo siempre me olvido de comprar y le pareció una idea genial regalarme una bien grande.
Un alicate, para que no le use más el suyo. Ni se mosqueó en elegirme uno rosita o con algún detalle femenino.
Un edulcorante más sano, nuevo, que había salido.
Una de esas aguas saborizadas que a el le copan, y que yo TENÍA que probar.

Chicas, no estoy inventando esto, es la pura verdad, abrí ese regalo frente a toda mi familia que puede constatar. Hay testigos. Lo peor es que todos esos elementos venían en una bolsa ESPECTACULAR gigante y muy tentadora. Esa bolsa me enseño a no hacerme ilusiones regalísticas cuando se trata de Nacho.

Entonces le dije, sin mucha espectativa: "que sorpresa?"
Y de repente se puso todo nervioso y me dijo: "Si te gusta la primera te doy la segunda", y sacó una postal de un cuadro de Lichtenstein que se llama "El Anillo", que vimos en un museo durante el viaje

 


"Dala vuelta", me dijo.
Atrás, con su letra apurada, había escrito: "Te querés casar conmigo? FELICIDAD = Nacho, Sofi y Noli" . (con dibujitos tipo figuras de palito de nosotros dos agarrados de la mano, y de Nolita, nuestra perra.

Me morí, me shockee, lloré un poquito y le dije que sí . Me desabroché el cinturón, me senté arriba suyo y le dí un abrazo y un beso. Fue el momento más romántico de mi vida, muy de película... hasta que pasó la azafata y me dijo que me ponga el cinturón (eso a Jennifer Aniston no le pasa).

Entonces me dijo "Te queda una sorpresa" y me dió una cajita azul con el anillo más perfecto del mundo: re simple, finito, plateado. Perfecto para mi, para usar todos los días, para acordarme del amor con que lo eligió.

Habíamos estado casi 3 semanas de vacaciones, y como no recordaba momento en que hubiera podido ir a comprarlo (estuvimos pegados todo el tiempo) le pregunté cuándo lo había comprado... Su respuesta: 1 mes antes de irnos de Buenos Aires.

Qué fue lo primero que se me vino a la cabeza??

1. Imaginarme a Nacho premeditando la compra y entrando a una joyeria me da una gracia tremenda.

2. No le puedo contar a nadie, no puedo llamar a mis amigas ni a mi mamá ni a mi abuela porque estamos en un avión.

3. Mi novio es cero ansioso, no como yo que necesito darle sus regalos apenas los compro, aunque falten semanas para su cumpleaños.

4. Nos vamos a casar!!! Ahora hay que empezar a pensar en serio que tipo de casamiento queremos tener, cuanta plata podemos gastar, y organizar!!

Nos ponemos a hablar del casamiento, hasta que Nacho se aburre (y un poco nos quedamos sin tema porque no tenemos internet para averiguar nada) y me dice "Y si miramos una seriecita??", mientras amaga a poner Los Simpsons en la pantalla de su asiento.

"Nooooo", le digo, "hablemos de que nos vamos a casar!!!!". Asi que seguimos hablando hasta que no nos queda más tema de verdad, entonces el pone una serie y yo una peli, y después nos dormimos con las almohaditas mágicas inflables que compramos en el todo por 1 dólar y que te dejan unos peinados muy modernos.

Hola, soy Sofia, me caso. Me CA-SO (lo leo y no lo creo).

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala