revistaohlala.com

Cómo ser anfitriona sin estrés

Alejate del alboroto de los lugares públicos y organizá una reunión sin enloquecer en el intento. ¿Cómo? Te damos algunas sugerencias

 
 
 
Las velas y las flores en la mesa siempre quedan bien.  Foto: Corbis

Por Cecilia Acuña

¿Querés seguir festejando el inicio de 2013, estás por cumplir años o simplemente tenés ganas de juntarte y celebrar? Te proponemos que conviertas tu casa en el mejor de los lugares. Es cierto que lleva más trabajo, pero el clima de intimidad de nuestro living o jardín resulta imposible de recrear en otra parte. Te dejamos una guía para que presumas de tus habilidades de anfitriona de película.

La ambientación

Lo primero que tenés que pensar es dónde vas a recibir a tus invitados. Como hace calor, podés aprovechar el jardín, el patio o la galería. Si no tenés, elegí el living o el comedor. Te conviene despejar los espacios para facilitar la circulación. Es fundamental que haya tantos asientos como invitados: usá sillas, sillones, banquitos y almohadones para que nadie se quede parado. Si no te alcanzan, pedí prestado a un vecino o a alguna de tus amigas. Las cosas no tienen que combinar: tu casa es una casa y no un negocio de decoración. Aunque estamos en verano, hay que tener un lugar para dejar las carteras y los abrigos. Lo mejor es una habitación para evitar amontonamientos sobre las sillas. La clave para una organización exitosa es anticiparse a todos los imprevistos, por ejemplo, tenés que acordarte de comprar unas velas por si se corta la luz o controlar que funcionen las pilas del aire acondicionado.

El baño es un ambiente de visita obligada en una reunión. Decoralo con flores y velitas aromatizadas; disponé de dos toallas de mano para intercambiar y rollos extra de papel higiénico a la vista. Agregá una canasta con productos prácticos: desodorante, curitas, aspirinas, hilo y aguja y toallitas femeninas, entre otras cosas. En el caso de que hayas decidido invitar también a los hijos de tus amigos, te conviene armarte de paciencia. Organizá una pequeña fiesta para ellos: instalá una tele con DVD, una PlayStation y hojas y lápices para dibujar. Los padres, agradecidos.

La decoración

La extravagancia complica. Flores, velas y guirnaldas de luces: la fórmula del éxito. La iluminación es clave para generar clima. Usá las lámparas de tu casa y complementá con velitas -siempre en recipientes para evitar accidentes y enchastres- y con lucecitas como las de Navidad, que podés comprar en cualquier bazar del Barrio Chino. Si te vas a dar una vuelta por ahí, aprovechá para adquirir otras cositas de decoración, como floreros, velas aromáticas, guirnaldas de luces, caminos para las mesas, faroles, vajilla de melamina, banderines, almohadones, servilletas de papel, ceniceros y cestos de residuos. Atención con estos dos últimos: distribuilos por todo el ambiente para no enloquecer con la limpieza.

En las casas de cotillón de Once -sobre Lavalle-, en la parte de decoración de Falabella y en bazares estilo la cadena Sheshu, podés encontrar objetos para adornar sin gastar fortunas, que además te quedan como inversión para próximas reuniones. También podés improvisar con objetos que ya tengas en tu casa. Los frascos de vidrio, las teteras, las tazas antiguas y las copas de cristal pueden servir como recipientes para flores y velas. Elegí flores con perfumes suaves que no saturen el aire, como las azucenas, las gerberas, las rosas o los liliums. Evitá las de aroma invasivo como las fresias, los nardos y los jazmines. En el Mercado de Flores (Corrientes y Palestina) vas a encontrar una variedad enorme a buen precio.

El menú

Lo práctico es la clave. Tus amigos aceptaron la invitación para charlar con vos, no para verte entrar y salir de la cocina como un mozo en cantina palermitana. Elegí un menú que le guste a la mayoría, que sea fácil de comer y que facilite el diálogo entre los comensales, como el estilo finger food. Pensá que cocinar es un acto de amor y que no tiene sentido si cuando llega la noche estás de mal humor por haberte pasado el día con la cabeza entre el horno y la heladera. Considerá la cantidad de invitados y evaluá la posibilidad de despreocuparte de la comida y de la vajilla y contratar un servicio de catering. Existen opciones accesibles y divertidas, como las pizza o las pasta parties, las cazuelas, la comida mexicana, el sushi o las tablas de picadas. Los servicios de Q-Catering ( www.q-catering.com.ar ), Tree Cocina ( www.treecocina.com ) y Paul Catering ( www.paulcatering.com.ar ) se especializan en armar menús para eventos íntimos. Tené en cuenta también la alternativa de los chefs a domicilio que se ocupan de todo: hacen la compra, llevan el material, cocinan, sirven, limpian y dejan todo impecable. Las empresas Punto Letra ( www.puntoletra.com.ar ) y Cocinero Personal ( www.cocineropersonal.com.ar ) se especializan en estos servicios.

La bebida

No dejes copas vacías y serví sin preguntar, siempre será un gesto agradecido. Lo que nunca puede faltar en una reunión que se precie de buena es agua, gaseosas comunes y light, vino tinto, vino blanco, cerveza y champán para brindar. Se calculan alrededor de dos botellas de vino cada dos personas, medio litro de gaseosa y uno de cerveza por invitado. Con una botella de champán se sirven cinco copas. Conviene agregar un 20 por ciento por si se consume más que el promedio. Estate atenta a las promociones de los supermercados para achicar el gasto.

Junto con las existencias aseguradas de bebida, el hielo es fundamental. Ni se te ocurra comprarlo en las estaciones de servicio: una bolsa de tres kilos te cuesta alrededor de $20, mientras que, llamando al proveedor directo ( www.hielocristalino.com.ar ), la bolsa de quince kilos cuesta lo mismo. Con dos bolsas estás más que bien. Comprá bachas de plástico en lugares como Easy y usalas para poner el hielo y las botellas. Para mantener el frío, agregá un puñado de sal gruesa. Llamá a la empresa de hielo un día antes y pedí que te lo lleven con dos horas de anticipación.

La música

Ocupate de que esté sonando desde que llegue el primer invitado hasta que eches al último. No quieras presumir de tu estilizado gusto, acá lo importante es que la música acompañe. Una playlist ordenada de acuerdo con cada uno de los momentos de la reunión será tu salvación para despreocuparte. Reggae y jazz son los ritmos perfectos para la recepción y la comida. Si querés un rato de baile, poné reggaetón, electropop, hits latinos y cumbia moderna. Tené en cuenta que una lista de reproducción de alrededor de seis horas tiene 120 temas, aproximadamente. Si tus invitados se copan, podés abrir una playlist en www.grooveshark.com para que cada uno agregue sus canciones preferidas. También podés bajarte sets musicales ya armados y clasificados del sitio www.soundcloud.com ?

La fiesta inolvidable

No lo dudes: contratá un DJ. Te soluciona el tema de las luces y el sonido. Fijate que toda la iluminación agregada sea de LED para evitar problemas de tensión. La inversión cuesta alrededor de $1800. Evitá a los improvisados: en www.truebagroup.net y en www.repila.com.ar vas a encontrar opciones.

Si te quedás sin bebida, no hay milagro que te salve. Por eso, si querés estar tranquilísima, invertí en una barra móvil, que además te trae el hielo y los vasos. Cuatro tragos por persona cuestan $40. Preferí empresas que hacen servicios personalizados, como www.barcodedrinks.com.ar y www.obar.com.ar

Por Nacho Rodríguez Traverso, experto en eventos, socio de Riders Pro.

Tu fiesta, ¡la mejor!

La decoración de tu evento es lo que hace que sea único y tenga un touch bien personal. Salí de lo tradicional y sorprendé. ¿Qué necesitás? Animarte a crear...

Eventos de Papel te da algunos tips:

Las tarjetas son la entrada a tu fiesta, tienen que ser atractivas y claras. Usá colores que combinen entre sí y un tipo de letra que sea bien legible.

No puede faltar algún recuerdo. Pensá en algo lindo y práctico para que se lleven tus invitados. Ahora se usan mucho los candy bar de golosinas personalizadas, o algo más artesanal como las macetas pintadas.

Sé creativa. Animate a jugar con diferentes formas, texturas y colores. Lo último es adaptar el diseño de las participaciones al estilo del evento.


Más info: www.eventosdepapel.com

¿Sos de hacer reuniones en tu casa? Contanos cómo las armás y sumá tus tips.


Expertas consultadas:
Florencia Noya, organizadora de eventos, Boutique de Eventos, www.boutiquedeeventos.com.ar
María Inés Novegil, organizadora de eventos, www.mariainesnovegil.com.ar
Rose Galfione, autora del libro El arte de recibir en casa, www.rosegalfione.com

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala