revistaohlala.com

Guerra de novias

 
 

¡Hola chicas! ¿Cómo empezaron la semana? Yo con mucho trabajo, con una producción importante que hicimos ayer y que ya les voy a mostrar. Para hoy se me ocurrió que podía ser divertido ver dos peinados de novias que hice este último tiempo, para comparar estilos y looks. Además, para aquellas que están planeando su casamiento les pueden servir como sugerencias.

La primera novia eligió un recogido muy naïve que le quedó divino, ideal para su pelo rubio y rasgos delicados. Primero, con una buclera le di un poco de textura y movimiento al cabello para que no quede chato el peinado. Atrás le hice una trenza cosida con la cual sujetamos el velo después. Para darle el toque final, le hice un rodete de costado suave y natural y lo terminamos con un aplique con el fin de darle brillo.


 


La segunda novia quería el pelo más suelto. Por eso, elegimos un semi-recogido conformado por una media cola con un batido importante en la coronilla. La idea, cuando se trata de un casamiento, es que el batido sea significativo, pero no por eso desprolijo. La prolijidad en el acabado del peinado es fundamental, porque hay una diferencia grande entre natural y despeinado. En el pelo que quedaba suelto le hice unas ondas que le quedaron divinas y caían por la espalda del vestido que era bastante abierta en V. Cerramos con un tocado de flores naturales y grandes que combinaban con el ramo. Un look simple y delicado que le quedó espectacular.


 


¿Cuál les gustó más? Obviamente no es un tema de hacer un juicio de valor sobre nadie y menos de criticar a las chicas, que estaban espléndidas, es una cuestión de gustos, de combinación con el vestido, de rasgos, etc. Pero la idea es que cuenten qué les parece más lindo para ustedes o cuál elegirían a la hora de su casamiento. Me gustaría escuchar lo que tienen para decir. Les mando un besote a todas!!!

Maia.

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala