revistaohlala.com

Último día

 
 

¡Chicas! ¿Cómo andan? Rarísimo estar escribiendo este último post . Más raro va a ser el domingo cuando no tenga que preparar nada para el lunes. La verdad, fue lindísimo poder poner en palabras todas las cosas lindas que me iban pasando estos últimos meses. Y también fue buenísimo ir enterándome de las cosas lindas que les pasaban a ustedes.

Ayer a la noche pensaba y pensaba en qué escribir. Hasta le pregunté a Martín. Varias veces consulté con él sobre ciertas cosas que les iba contando pero ayer necesitaba, especialmente, que me de un empujoncito para este último texto. Siempre son difíciles las despedidas...

Creo que lo mejor, como siempre intenté hacerlo, es hablarles desde el corazón y decirles cómo me siento hoy. Cómo me siento cuando ya pasó un mes de mi casamiento y todo comienza a ser una sumatoria de recuerdos. Lindos recuerdos, claro.

Todavía se me planta una sonrisa en la cara cuando pienso en el casamiento. Todavía, de cierta forma, siento que tengo alguna cita pendiente o que me queda algo por hacer (será que un año de preparativos me dejó "siempre lista" cual "boy scout"). Todavía siento los abrazos, las sonrisas, las risas, los aplausos y las miradas de ese día. Y mil noches me vienen las ganas de casarme de nuevo, de vivir todo otra vez. Con Martín me casaría cada día...

Me da nostalgia. Esa típica nostalgia argentina... Estoy feliz de que haya pasado, de que haya salido todo más que bien y de que hoy estemos viviendo esta nueva etapa. Pero a veces, inevitablemente, se cuela en mis sensaciones esa tristeza dulce debido a que aquello que tanto preparamos y organizamos ya haya pasado, se haya terminado. ¿No les pasó algo así a ustedes?

En cuanto al blog... qué más decirles. GRACIAS. Gracias por acompañarme, por cada mail, cada mensaje, cada crítica y cada deseo de felicidad. Si hubiese soñado con un espacio así, estoy segura, segurísima de que esto lo superó. ¡Son unas grosas! Sumándose a cada post, aportando datos, sentimientos... abriendo sus corazones, compartiendo retazos de sus vidas...

Es que en el fondo, con todas nuestras diferencias, todas buscamos lo mismo: SER FELICES. Y qué más lindo que compartir momentos felices para contagiar felicidad.

Por último, comparto con algunas de ustedes la idea de que el blog acortó la brecha entre la revista y las lectoras. Me encanta que haya pasado eso porque estoy convencida de que la revista es de ustedes y tiene que estar hecha a su medida. Espero poder aportar desde mi humilde lugar y sepan que siempre estaré abierta a cualquier crítica y opinión.

El mail de Mery Bride seguirá abierto para todo lo que necesiten, ya sea por temas de sus futuros casamientos como para cualquier otra cosa. Además, de mi cuenta de Twitter ( @agusvissani ) en la que pueden consultarme lo que quieran. Será un placer seguir en contacto... La verdad, voy a extrañarlas.

Nuevamente gracias por todo y mucha, mucha, felicidad para todas ustedes.

¡Besos!

Mery Bride
merybride@gmail.com

P.D.: también voy a extrañar a Mery Bride . Aunque espero que su efecto nunca se me pase.

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala