revistaohlala.com

Buenos Aires fugaz

 
 
 

El trabajo me trajo por unos días a mi Buenos Aires querido. Sólo unos poquitos días, un paso muy fugaz para hacer la campaña de María Cher por tercera temporada consecutiva, ¡yesss! Pese a vivir en Europa y a trabajar para marcas de afuera desde hace muchos años, una de mis prioridades siempre fue, y es, mantenerme unida a mi país también por medio de mi trabajo. Así que en mi agenda, cada año, siempre hay un lugar para una marca argentina. Todavía no hicimos el shooting, y confieso que me intriga la nueva colección. Por supuesto que les mostraré avances en cuanto me autoricen.

Es muy loco porque sigo pasando de un clima a otro sin respiro: vengo de un frío avanzadísimo en París, donde acabo de hacer una campaña de verano, y a los días estoy inmersa en un calor tremendo y por hacer una campaña de invierno... Pero así es esto, ya lo hablamos tantas veces. Y el jet lag, que por momentos se va, distraído por la emoción del reencuentro con mi familia y con mis amigas y amigos, suma para crear un combo atómico que intento sobrellevar con calma.

Estoy muy contenta porque apenas pisé el país me hice mi tercer tatuaje. Lo tenía en mente desde hacía un tiempo, con la idea de hacérmelo en Argentina, y me gustó encontrar un lugar escondido de mi cuerpo, pero a la vez cercano y visible. Siempre consideré a las manos como la principal herramienta de trabajo, además de ser un medio creativo por excelencia del que disponemos la mayoría. La palabra "Amour" tiene que ver con que estoy muy enamorada de la vida y confío siempre en que el amor es la fuerza más potente que tenemos para lograr todos nuestros sueños y superarnos para ser mejor personas. Mi vida está llena de amor y cada día doy gracias por eso, es una gran bendición. Porque sin amor todas la tareas se me vuelven cuesta arriba. Con amor brillo y mi energía me desborda. Sin amor tengo más sueño. Con amor puedo correr más vueltas al río. Sin amor le falta sal a la comida. Con amor la música suena más profunda. Sin amor siento más frío. Con amor no le hace falta nada a todo.

Les mando un abrazo muy fuerte y especial para ustedes, responsables de impregnar con tanto cariño y respeto este blog. Esta vez, se los mando desde más cerca. ¡Muchas gracias!

 


 


 


Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala