revistaohlala.com

Iluminación y reflejos

 
 

¡Hola chicas! Ya se acerca el fin de semana largo ¿tienen planes? Para hoy les traje un post que me pidieron mucho los últimos días, sobre los reflejos y las técnicas para aclarar el pelo. Creo que es una temática que da para largo, por eso, hoy les traigo esta primera introducción y después lo podemos ir ampliando según sus dudas y consultas.

Cuando llega el verano, se empieza a usar menos colores oscuros en la ropa, lo mismo ocurre con el pelo. La mayoría de las mujeres tienden a elegir aclarar su cabello por medio de distintas técnicas, más o menos drásticas. Hoy en día, el rubio platinado entero quedó un poco en el pasado y las mujeres buscan constantemente encontrar tonos que conserven la naturalidad. Nada de tonos uniformes y artificiales, se trata de crear cabellos que combinen varias tonalidades o barridos que iluminen los rasgos de la cara.

Además, de base también se usan tinturas, pero después se recurre a distintas clases de iluminaciones para darle el toque final a los looks del verano. Entre las técnicas se encuentran las siguientes:

Transparencias

Es una técnica un poco más nueva y menos natural. Se realiza en las capas bajas de la cabeza, tomando mechas anchas y finas (como si fuera un pincel chato, para que se entienda). De esta manera, se va aclarando la mayor parte del pelo y se deja la parte superior de un color mucho más oscuro. Evidentemente, este no es un proceso que siempre busque el aclarado como iluminación natural, sino que puede ser todo lo contrario y, dependiendo como se hace, logra un efecto de gran contraste entre claro y oscuro. Chicas, ojo con esta técnica, porque cuando está mal hecha, puede quedar MUY mal de verdad.

 

En las fotos pueden ver dos técnicas diferentes de transparencias. La primera muy artificial de gran contraste. La segunda, es la de Jessica Alba que por la diferencia entre los tonos y la suavidad, logra una transparencia mucho más sutil.

Iluminación

Son los mechones más finitos y los más naturales. La idea es que se aclaren dos o tres tonos más que la base. Lamentablemente, se hacen con la gorra ya que ésta permite sacar muy poca cantidad de pelo. Así, se logra iluminar la base del color con un toque natural. Para mantener el look, se debe hacer cada tres meses aproximadamente. El resultado final no lo van a ver como reflejos, sino que van a sentir que se tiñeron de rubias completamente, aunque de una forma mucho más natural que si lo hicieran de forma uniforme.

 

Esta es una versión muy natural de iluminación, desde un tono original evidentemente claro. Noten que el color es muy uniforme en todo el pelo.

Claritos

También cumplen con la función de iluminar, pero de forma menos sutil que el anterior porque, para hacerlos, tenemos que tomar una mayor cantidad de pelo. Para hacerlos, usamos el peine. Además, se suele hacer de tres a cinco tonos menos que la base, aunque esto depende de los gustos de la clienta. El mantenimiento se hace con más frecuencia (alrededor de dos meses o menos) porque el crecimiento se nota mucho más (por la diferencia de tonos y porque los mechones son más gruesos). De cualquier forma, si aclaramos solo uno o dos tonos, el look va a ser mucho menos artificial.

 

En la foto, pueden ver que los claritos (muy bien hechos por cierto) son varios tonos más bajos que el original y se notan como mechas más gruesas e individuales.

Reflejos

Son la opción más elegida por las clientas. Creo que se debe a que es una técnica menos incómoda que la iluminación (al no requerir gorra) y además, porque es el más indicado para ir logrando diferentes tonalidades y no necesariamente aclarar tanto todo el pelo. Se suelen realizar con papel de aluminio. El mantenimiento es el mismo que para la iluminación, aunque depende mucho del color original, de la velocidad de crecimiento de cada una, las canas, etc.

 

En las fotos pueden ver dos tonos diferentes de reflejos en pelo rubio y castaño. Lo importante es que noten que los colores no son uniformes, sino que varían en las mechas, otorgando una tonalidad más natural y mucha más iluminación en el rostro.

Estas son, en términos generales, las técnicas de aclarado e iluminación. Creo que estará bueno armar algunos posts más a partir de las consultas. Por ejemplo, sobre las diferentes tonalidades que conviene buscar desde cada color original o lo que tengan ganas de saber. Como siempre, quiero aclarar que estas son técnicas complejas y no deberían hacérselas en cualquier lado porque les pueden jugar una mala pasada: terminar con el pelo naranja y negro, rayado como una cebra, quemado, etc. Así que traten de ir con gente profesional y recomendada por alguien de confianza.

Nos vemos mañana con las preguntas de la semana.

Besote

Maia

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala