Todos los días OHLALÁ! en tu mail
 
 
revistaohlala.com

Cómo cortar el flequillo

 
 

¡Hola! me encantaron sus comentarios de ayer con respecto a la moda y los looks. Creo que la mayoría coincide en que está bueno ver qué nos ofrecen la moda y las últimas tendencias, sin perder el estilo, la identidad y teniendo en cuenta qué nos sienta bien y qué no. Hubo unas lindas reflexiones al respecto y me alegro que las hayan compartido porque este es un espacio que hacemos entre todas.

Hoy sí, vuelvo al tema de los flequillos. En particular, tenía ganas de hablarles sobre cómo cortarlos ya que es una pregunta que surgió en diferentes oportunidades. Justo ayer, sabri_cba me pidió que explique cómo hacer el flequillo de Celeste Cid, no sé particularmente a qué flequillo te referís, porque Celeste pasó por todos los tipos de flequillo posibles (y con esa cara divina que tiene todos le quedan bien) pero creo que con estas explicaciones más o menos van a tener herramientas para hacer cualquier estilo, combinando las técnicas.

Lo primero que hay que saber a la hora de pensar en cortar nuestro propio fleco es que siempre se puede cortar todo lo que quieran pero, una vez cortado, no se puede revertir, así que tenemos que estar muy seguras de qué es lo que queremos cortar. Depende el pelo, la mayoría de las veces se corta cuando está húmedo, principalmente para que no se arruinen las puntas y para que el pelo no salga volando para todos lados. Pero el flequillo se puede cortar seco sin mucho problema. Si decidimos hacerlo húmedo, es importante medir antes cuánto se les acorta el pelo entre mojado y seco. El pelo ondulado se puede acortar 5 cm cuando se seca y el pelo lacio, aunque es menos drástico, también se acorta. Yo les recomiendo que si no tienen mucha idea, hagan la prueba antes y midan.

Como vimos anteriormente, los flequillos pueden tener diferentes formas, según el corte que elijamos que son recomendables para cada tipo de rostro y cada uno requiere una técnica de corte diferente. Vamos a ver algunas:

Redondeado

El flequillo típico, tiene una forma de medialuna, con los bordes un poco más largos que el centro. Para hacerlo, hay que peinar el pelo mojado recto hacia atrás y sacarlo de la cara. Luego se elige la sección de pelo que se va a cortar. El ancho debe ser aproximadamente donde terminan las cejas y de profundidad, donde terminan las "entradas" (aproximadamente tres centímetros hacia atrás del borde del pelo). Les recomiendo atarse el resto del pelo en una colita para no confundirse. Se empieza por el centro de la frente cortando un mechón finito que luego se peina hacia delante, dejándolo más largo que el largo final que queremos. A partir de ese mechón, se empieza a cortar cuidadosamente hacia la izquierda dándole esa forma de medialuna que dijimos antes. Después, hay que repetir y copiar hacia la derecha.

Una vez que se estableció la forma que buscamos, hay que peinar el flequillo hacia abajo y determinar el largo final que se desea. Otra vez, empezamos por el centro, cortando una pequeña sección como guía. A continuación, hay que peinar los mechones hacia arriba y mantenerlos entre los dedos índice y medio, manteniéndolos juntos hacia el centro de la frente. Las secciones deberían ser de unos pocos centímetros. Cada sección en particular debe cortarse en una línea horizontal recta para sacar largo pero conservar la forma. Esta forma de flequillo otorga una curva suave y femenina.

 

Este es un buen ejemplo del flequillo redondeado. Piensen que para hacerlo, hay que dar esa forma que tiene al final mechan por mechón y después buscar el largo mientras emparejamos.

Recto

Para lograr un flequillo recto, hay que seguir los pasos mencionados arriba, pero esta vez, hay que darle un área más profunda a través de la frente, empezando de un poco más atrás. En este caso, hay que trabajar con la mitad del área del flequillo por vez, en vez de por secciones pequeñas y cortarlo con un ángulo apenitas más corto en el extremo más cercano al medio. Recuerden que siempre hay que cortar unos 5 cm por debajo del largo que quieren, para darle la forma y desde ahí, ir emparejando porque eso nos da un poco de margen de error para equivocarnos. Lo más importante para este tipo de corte es usar los dedos como guía ubicándolos en posición paralela al piso e ir peinándolo y estirándolo todo el tiempo para darnos cuenta si esta parejo. Una vez que se termina este corte, se puede usar como cortina (tal como está) o darle un toque de movimiento para lograr un look más canchero y suave, desflecando un poco el flequillo. Para hacer esto, agarramos la tijera en posición perpendicular al piso y vamos entresacando las puntitas de a poco.


 

Este es el look recto clásico, tipo cortina. Igualmente, fíjense que en este caso, el flequillo empieza casi en la mitad de la cabeza (a diferencia que el que les enseñé yo). Eso se hace para buscar mucho volumen. Si nos ponemos detallistas fíjense que también tiene mechones un poco más claros que otros, también para dar sensación de movimiento y volumen.

 

En este look, es un flequillo recto y largo, peor fíjense que es más descontracturado y aparecen como espacios en el medio. Eso se logra, como les comenté antes: usando las tijeras en posición vertical y entresacando algunas puntas.

Al costado

Se repite lo mismo que explicamos al principio, con un par de consideraciones. Para este tipo de flequillo, necesitamos agarrar más pelo. Es decir, que empiece de más atrás. Después, hay que elegir de dónde va a empezar (si va a ir de ceja a ceja, si va a empezar en la entrada, etc.) Desde ese punto, se empieza a cortar de a mechones, empezando por el que va a ser más corto (el largo de ese mechón depende de nuestro gusto, puede ser por el ojo, por arriba de la ceja etc.). Es importante no cortar recto sino que hay que darle un poco de pendiente para que sea continuo y no quede escalonado. Una vez que se obtiene el mechón más corto, se usa como referencia. A partir de ahí, se empieza a cortar de a mechones más grandes (o incluso con todo el flequillo) poniendo los dedos en posición diagonal, marcando como punto de referencia al mechón corto. Según el largo final que se esté buscando, se posiciona los dedos más o menos en diagonal. Si se busca que el último mechón sea corto, los dedos se ponen más paralelos al piso y si se desea que sea bien largo, se ubican casi verticalmente. Una vez que se obtiene el corte, se puede emparejar un poco y siempre se recomienda desflecarlo un poquito (como expliqué en el corte anterior) recortando las puntas con la tijera en posición vertical).


 

Este es un ejemplo, con un flequillo hacia un lado que empieza más en el medio, desde la raya. Es un flequillo con poco pelo y cortito, bien sutil, para darle un marco a la cara.


 

Este es un flequillo de costado, con mucho más pelo que, además empieza desde el otro lado del rostro y es un poco más desprolijo y escalonado, acompañando al corte de pelo de la modelo.


 

Este es un flequillo mucho más largo que nace desde la raya al costado y se mezcla con el pelo largo y con ondas. Este look es ideal para mujeres con rostros redondos.

Bueno chicas eso es todo por hoy. Espero que se haya entendido. Estoy anotando todas las preguntas que me fueron dejando en la semana para responderlas el viernes. Gracias por la dedicación y la buena onda constante en sus comentarios. Es una alegría compartir este blog con ustedes.

Les mando un beso y les deseo un buen jueves

Maia

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala