revistaohlala.com

Cocooning: vivir encerrados por elección

Teatro a domicilio, edificios con amenities y hasta pic-nics en departamentos; descubrí esta tendencia que nos invita a vivir a puertas cerradas

 
 
 
Cocooning, la tendencia de volver al capullo y la comodidad del hogar.  Foto: Corbis

Por Agustina Vissani
mvissani@gmail.com
@agusvissani


Recluirse, volver al "capullo" y vivir puertas adentro. De esto se trata esta movida que plantea quedarse en casa adoptando nuevos usos y costumbres que nos encuentran en la comodidad de nuestras casas.

El término cocooning (de capullo en inglés) fue acuñado por la consultora de tendencias Faith Popcorn a mediados de los 90. En ese entonces, cuando los envíos a domicilio empezaban a popularizarse, la analista vaticinó que en los siguientes veinte años las costumbres serían "cada vez más para dentro en busca de un refugio seguro frente a la hostilidad del mundo que nos rodea".

Así, casi veinte años después de aquella "profecía" vivimos en ciudades con departamentos cada vez más equipados para no tener necesidad de salir, trabajamos desde nuestras casas y hasta podemos asistir a una obra de teatro en el living. ¿De qué se trata todo esto? ¿Cómo vivimos hoy?

Countries verticales

 
Jaula de golf y plaza para chicos en la planta baja.  Foto: Archivo


Buscando seguridad, confort o vaya a saber qué otra cosa, los edificios con amenities se convirtieron en el gran elegido de los porteños. Es que los edificios súper modernos (con pileta, sauna y SUM, entre otras cosas) son la "raza" en crecimiento dentro de la arquitectura de nuestra ciudad. Cada vez son más, y cada vez tienen más y mejores servicios de usos comunes, convirtiendo la vivienda actual en un pequeño universo privado. ¿Tanto como para hablar de cocooning? Sí. Es que a ciertas comodidades que ya se dan por descontadas, como la piscina, la seguridad, los salones de fiesta, la parrilla o el quincho, hoy se suman nuevas propuestas que hacen de estos countries verticales (por su paralelismo con los countries y barrios cerrados de los 90) un verdadero "mundo a puertas cerradas". Micro-cines, bares abiertos las 24 hs., jaulas de golf, lavaderos para autos y hasta guarderías para chicos son algunas de las salas que podés encontrarte recorriendo la planta baja de estos neovecindarios .


Crece el teletrabajo

Y ahora que las casas se convierten en paraísos, cada vez son más los argentinos que se vuelcan al teletrabajo (trabajo desde casa). Según una encuesta realizada por la consultora Mercer, el 42% de las empresas más importantes de nuestro país cuenta con esta modalidad.


Comer afuera vs. Comer en casa

 
Cenar en casa como si fuera un restaurante.  Foto: Corbis


Ya sea por un tema económico, por el gusto de compartir en la intimidad del hogar o por la exclusividad del servicio, cada vez son más las propuestas de chef a domicilio que vienen a tu casa, cocinan para tus invitados, dejan todo limpio y se van. "La gente esta eligiendo quedarse en su casa por un tema de exposición y seguridad, cada vez son más los que optan por no salir a comer afuera, eligiendo esta otra propuesta que seduce con un restaurante 5 estrellas en el comedor de tu casa", explica Juan Pablo Forciniti, de Paul Catering .

Las opciones son muchas, desde sushi a paella pasando por una inmensa variedad de platos y especialidades. Así, ya no hace falta festejar algo para contratar el servicio, podés organizar una cena para ocho, cuatro o hasta dos personas sin necesidad de sacarte las pantuflas.


Ir al teatro vs. Recibir al teatro

Está bien. La pizza, las empanadas y ahora los chef vienen a domicilio, pero...¿los espectáculos también? La respuesta es sí. Es que en el mundo, y ahora también en Buenos Aires, se puso de moda esto de juntarse entre amigos en una casa y contratar una compañía de teatro para que haga lo suyo para unos pocos. "Proponemos transformar el lugar al que nos invitan en un espacio escénico por un rato, en el que representamos una obra de teatro de muy buena calidad. Llegamos a la casa, quincho o departamento donde se encuentra reunido el grupo de gente y montamos nuestra obra", explicó Enrique Cabaud, actor y productor en Teatro al viento que actualmente se encuentran representando la obra Monogamia, de Marco Antonio de la Parra. Además, resaltó el carácter íntimo de estos espectáculos y contó que una vez, mientras se llevaba a cabo una obra, entró el perro de casa en escena y lo integraron a la acción. "Otra vez nos contrataron dos familias vecinas del mismo piso en un edificio, en uno de los departamentos armaron una recepción, con comida y bebida, para sus amigos, y en el otro departamento hicimos la función", recordó el actor y aseguro que esto de llevar el teatro a las casas es más común de lo que se piensa.


Ir al súper vs. Esperar el súper

 
Peluquería en un edificio de lujo de Avenida del Libertador.  Foto: Archivo


Otra comodidad, para no tener que salir de casa, es la posibilidad de hacer las compras del super por Internet. ¡Ya no hace falta meterse a recorrer góndolas, chocar changuitos o esperar larguísimas colas frente a la caja. Coto , Disco , Jumbo y hasta LeShop , un super exclusivamente online, te dan la posibilidad de "llenar la heladera" con sólo un par de clicks. Algunos, además, ofrecen guardar tu lista de compras para que no tengas que volver a elegir producto por producto cada vez que hagas el pedido. Por otro lado, viene todo acomodado en bolsas que facilitan el orden de la compra según la sección (heladera, alacena, freezer, limpieza). Además, podés ir haciendo la lista en partes, te quedaste sin azúcar, por ejemplo, lo registrás, y el día que hacés el pedido, te queda asentado que faltaba azúcar. Y lo mejor, es que, en general, comprando los martes y miércoles podés acceder hasta un 25% de descuento con varias tarjetas.


Y más...

 
El gimnasio del edificio.  Foto: Archivo


Entonces parece que ahora todo lo podemos hacer desde la comodidad del hogar.¿Será así? Trabajar en pijama, hacer las compras via Internet, comer en casa platos de restaurantes y dejar a nuestros hijos en la guardería que queda en la planta baja es posible pero. ¿salir a correr o hacer un pic-nic entre amigas? ¡Eso también!

Hacer gimnasia en casa no es algo nuevo (ya en los 80 había videos con ejercicios a medida), pero hoy las opciones son muchas y muy divertidas. Desde contratar a una profesora para bailar salsa con las vecinas en el salón del edificio hasta comprar, jugar y ejercitarse con los juegos de la Wii, hay mil planes fitness para hacer puertas adentro.

En cuanto al picnic, también hay algo para las que quieren festejar la primavera en casa..El catering Copetin ofrece la posibilidad de recibir en tu hogar un delivery de picnic que, además de riquísimos bagels de salmón, sandwiches con pan casero, brownies, budines, tortas y limonadas, incluye un mantelito a cuadrillé, flores y una canasta. ¡Increíble pero cierto!


 
Armate un pic nic en tu casa.  Foto: Gentileza Copetin Catering




¿Vos cómo te llevás con esta tendencia? ¿Sos de las que eligen los edificios con amenities y la comida en casa o preferís salir a airearte? Contanos.

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala