revistaohlala.com

A seguir insistiendo

 
 

Ayer, segundos antes de retirar a mis hijas del jardín, se me acercó una madre y me dijo: "hola, sabés, hace poco me di cuenta de que sos la chica que escribe el blog. Soy Mariela, una de las que impulsó y mueve el proyecto de ley por una licencia por maternidad extendida, de 6 meses. Recuerdo que el año pasado vos escribiste algo al respecto..."

-Ah, mirá... sí, intenté aproximarme al tema reflexionando en voz alta, desde lo que sentía... pero no sé si supe defender el proyecto de la manera más lúcida o contundente -me justifiqué (¿vieron qué profundo calan las críticas?).

-No, no, estuvo muy bien -me respondió, despejando todo titubeo de mi parte, toda duda en relación a mi proceder.

-Qué bueno -en parte me alivié-. ¿Y cómo va eso?

-Y... -entonces me hizo un gesto de resignación, arqueando las cejas...- lento. Ahora se está debatiendo para extender la licencia de los padres de 2 a... ¡a 5 días! Como si eso fuera suficiente.

Me quedé pensativa.

-Bueno, podemos hacer algo más -le propuse, sin saber a ciencia cierta qué podría hacerse.

-Sí, sí, claro. Todavía se necesitan... -tiró una cifra que no recuerdo en detalle- de firmas.

-Bueno, en principio, puedo volver a tocar el tema la semana que viene.

Y en eso otro papá se acercó a saludarla, o yo tuve que alejarme un par de metros porque la menor se me estaba perdiendo de vista... e interrumpimos la charla. Luego, a ambas nos tomó por completo el trámite de retirada de nuestras crías (en mi caso, de China), que acá estoy, que ponete la campera, que dame la mochila, que también lo retiro a Cornelio, que no se alejen, que nos quedamos un rato tomando una merienda, etcétera... y cuando volví en mí, la mamá ya se había ido del predio. Nos habíamos hecho una seña de lejos, como diciéndonos "ahora la seguimos", pero se ve que todo el ajetreo de la circunstancia terminó impidiéndolo.

Una hora más tarde, mientras le untaba a mis niñas sus tostadas, me bajó: más allá de lo que se pueda elaborar con tiempo, primero a lo primero. Sin vueltas. Porque no es profundidad de análisis lo que se necesita, sino pura y enérgica fuerza política. Así que hoy invito a todas las que adhieran al proyecto, por una licencia de maternidad y paternidad como la gente... a que sumen su voz y su firma en planilla.*

Y como dice el texto de la página que impulsa el proyecto: "El proyecto ya tiene media sanción en el Senado. No permitamos que la ley cambie para que la realidad de todos nosotros siga siendo la misma."

Yo apoyo y propongo que sigamos insistiendo. ¨

*Planilla para juntar firmas para la Iniciativa Popular: Lo ideal sería que cada una guarde la imagen de la planilla, la imprima, la firme y la haga firmar por amigos y familiares (respetando el instructivo), para después acercarla o enviarla por correo a la dirección que figura en el margen.

¿Qué piensan?

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala