revistaohlala.com

Ideas para refaccionar un departamento de soltera

Herencias, regalos, préstamos y objetos que con creatividad encuentran nuevos usos. Así se conforma, generalmente, el primer departamento de soltera. En este caso, una refacción total fue el punto de partida. ¡Buenas ideas y fotos imperdibles del antes y el después!

 
 

Imagen del pasillo de entrada que conecta a los distintos ambientes. A la izquierda, el sector social y el dormitorio; a la derecha, la cocina; y al frente, el baño. En total, el depto tiene 44 m2.  Foto:  Guadalupe Aizaga
El living se armó con un sillón de cuerina con funda de bull blanca, dos silloncitos de herencia familiar, una mesa ratona restaurada con mármol de carrara, una bandeja con patas del mercado de Tigre, un baúl cubiertero regalo de su abuela y dos muebles chinos traídos en un container desde Bruselas.  Foto:  Guadalupe Aizaga
Sobre el sillón, almohadones de lino con estampa de 40 x 40 cm ($165 c/u) y de 30 x 40 cm ($224) y, sobre los silloncitos, también de 30 x 40 cm, almohadones de gabardina con estampado enrejado ($135) y de lino con panaderos bordados a mano en colorado ($266, todo Cosa Bonita).  Foto:  Guadalupe Aizaga
En primer plano, junto al sillón, bandeja con patas a modo de mesa lateral. Sobre ella, florero, cenicero, macetita ''chorreada ilustrada'' de loza ($65, Artefactos) y una colección personal de libros y revistas de deco y diseño.  Foto:  Guadalupe Aizaga
Sobre la mesa ratona, uno sobre otro, álbumes de fotos verticales, de 25 x 35 cm, en género estampado a tono con la ambientación, interior de 30 hojas y calcos separadores (desde $280, Buffet de Papel). En la imagen en blanco y negro, Mariana con uno de sus sobrinos.  Foto:  Guadalupe Aizaga
El ventanal baña de luz natural a los distintos ambientes. Delante, a modo decorativo, maceta ''casita ilustrada'' de gres ($150, Artefactos).  Foto:  Guadalupe Aizaga
El dormitorio tiene doble acceso: desde el living y el pasillo. La cama, herencia de su abuelo, se restauró y patinó al igual que la mesa de luz que compró por Internet. Al otro lado, silla que su novio rescató de la basura y ella recicló, buscando mantener la pintura decapada por el tiempo.  Foto:  Guadalupe Aizaga
Segundo acceso al dormitorio. En la puerta, almohadilla con hojas de lavanda en forma de corazón ($41, Cosa Bonita).  Foto:  Guadalupe Aizaga
La mesa de luz es una suma de objetos que aportan calidez: flores, velas, un espejo restaurado, mini portarretratos y un teléfono antiguo que se integra a la perfección. El piso de pinotea fue pulido e hidrolaqueado.  Foto:  Guadalupe Aizaga
A la silla suelta junto a la cama se le dio un nuevo uso como segunda mesa de luz. Sobre ella, revistas y libretas de género con interior de 80 hojas en papel importado (desde $79, Buffet de Papel). En primer plano, cámara de fotos en gres y cuero con cadena ($75, Artefactos).  Foto:  Guadalupe Aizaga
Esta imagen permite ver la conexión entre el dormitorio y el baño, que fue completamente restaurado. Entre otras reformas, se reemplazó la original puerta plegadiza de plástico por una antigua, como la de la cocina.  Foto:  Guadalupe Aizaga
El baño combina lo antiguo con lo moderno: se mantuvieron las aberturas, el piso, las molduras y la columna de desagüe que se dejó a la vista. Aprovechando al máximo cada espacio, se colocó sobre el inodoro un rack para toallas.  Foto:  Guadalupe Aizaga
Para la cocina, se eligieron muebles de MDF sin tiradores y mesada de silestone. Para no quitarle espacio, se agregó un barral superior para el secaplatos y el portarrollos; sobre la bandeja, lechera ($60), portasachet de loza ($70) y lata de atún ilustrada para las galletitas ($50, todo Artefactos).  Foto:  Guadalupe Aizaga
 


Por Soledad Avaca Cuenca (producción y textos)
Especial para RevistaOHLALA.com

Cuando la arquitecta Mariana Sporleder conoció el departamento, pronto supo que sería suyo. Con visión de futuro y mucho ingenio, logró tiempo después, un lugar fresco, actual y bien femenino. "El depto lo compré destruido -cuenta-, por lo que tuve que atacar varios puntos a refaccionar". Con ideas renovadoras, amplió, integró ambientes y fusionó el look antiguo del edificio con objetos modernos y cancheros. El blanco, sin duda, es el denominador común.

Qué cambios hizo

* El sector social era un ambiente cerrado y oscuro, al que se entraba por una puerta doble que se reubicó para integrarlo con el dormitorio.

* En ese living, se crearon dos arcadas para tener conexión directa con el pasillo y el ventanal que comunica con un pulmón de manzana verde y luminoso.

* El pasillo tenía piso de cerámica. Se lo reemplazó por pinotea, para lograr continuidad con el resto del departamento.

* El ventanal estaba en muy mal estado, oxidado y con los vidrios rotos. Un herrero imitó el diseño original y la dueña de casa eligió cortinas rollers sunscreen para permitir el paso de la luz, sin perder privacidad.

* En el dormitorio, el placard se hizo a nuevo con frentes rescatados de una obra, y se le agregó interior de melamina blanca.

* En la cocina se colocó una ventana de un galpón de demolición para ganar luz y visual. Se la ubicó a filo exterior para generar un nuevo lugar de apoyo, la misma función que cumple la tapa de madera que cubre la bacha.

* El baño ganó metros del dormitorio y el pasillo, que se aprovecharon para crear un box de ducha y un ropero para guardar productos de limpieza. La flor de ducha se desvió con un barral que hace de tender para secar la ropa.

Mirá como era el depto antes de las reformas

Así era el departamento antes de las reformas. 
Así era el departamento antes de las reformas. 
Así era el departamento antes de las reformas. 
 


Guía de direcciones

Arquitecta Mariana Sporleder
155.575.0811
manasporleder@hotmail.com

Cosa Bonita
info@cosa-bonita.comwww.cosa-bonita.com

Buffet de Papel
4806-9386
Info@buffetdepapel.com.ar

www.buffetdepapel.com.ar

Artefactos
www.arte-factoweb.com.ar

josefinamails@gmail.com

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala