revistaohlala.com

Un secreto polémico

La película y el libro, El Secreto, que plantean que en la vida todo es cuestión de actitud, desataron una fuerte polémica. Aquí, algunas opiniones; sumá la tuya.

 
 

Hace dos años que la película, devenida en libro, El secreto, figura entre las más vistas y vendidas del mundo. El secreto, escrito por la australiana Rhonda Byrne podría resumirse con una frase trillada: "Todo es una cuestión de actitud". Lo que en el documental develan físicos, científicos, escritores, médicos, economistas, entre otros profesionales, es que existe una ley de atracción que conspira a favor o en contra nuestro, según nuestro estado anímico y nuestra forma de ver la vida.

El objetivo de esta cruda teoría es que tomes responsabilidad por tus actos y descubras que vos creás tu propia realidad. Este es el puntapié inicial para aprender a dirigir la atención hacia ese objeto, trabajo o relación que deseamos, y entonces actuar como un imán, atrayéndolos hacia nosotras sin ningún obstáculo. Como todos los fenómenos que adquieren dimensiones globales, El secreto logró enfrentar a defensores y detractores en una intensa polémica. Sumate y opiná.

Algunos puntos de vista:

"El gran desconcierto que provoca la actualidad es lo que hace que El secreto tenga éxito. La gente quiere sentir que tiene cierto control sobre lo que la rodea y eso es lo que propone el libro y la película cuando enumera, con gran simplicidad, las normas que guían y guiaron a las grandes personalidades." Susana Saulquin, socióloga y consultora especializada en tendencias sociales.

"La película propone un principio cierto: nuestros pensamientos constituyen nuestra realidad emocional y espiritual, y conforman una parte concreta de la realidad que vivimos. Pero, al mismo tiempo, cae en un simplificación extrema, en una especie de pensamiento mágico peligroso. El secreto no es solamente la ley de la atracción; "el secreto" es que, a través del aprendizaje espiritual, la voluntad y la creatividad, cada ser humano puede volverse consciente de su propia vida y construir el sentido de su existencia." Sergio Bergman, rabino.

"El hombre de nuestro tiempo no cree en Dios, porque no está de moda, pero sigue teniendo una gran necesidad de él. La ley de atracción garantiza abundancia y nos saca del camino de tener un Dios que nos pide ciertos compromisos; por eso el éxito de estos discursos." Eduardo Pérez dal Lago, sacerdote y adjunto de la Conferencia Episcolar Argentina.

"Me ayudó a ver algunos aspectos de la vida desde otro lugar. Creo plenamente en la atracción de la energía: inconscientemente atraemos lo que deseamos. Las ideas positivas ayudan a que uno resuelva los problemas, sin que ellos nos afecten demasiado. Me sentí identificada con algunos ejemplos de la película." Fernanda Ferrando, procuradora.

"Soy una mujer a las que le gusta tener todo organizado. Suelo ponerme triste y de mal humor cuando las cosas no salen como quiero. El secreto hizo que me diera cuenta de que es importante seguir adelante con fe y perseverancia, teniendo gratitud por las pequeñas cosas que vivo." Evangelina Cortese, diseñadora gráfica.

Y vos, ¿qué pensás de El Secreto?

Mirá más:

Manejar las emociones
Ideas para ser feliz

Compartilo
 
 
Notas más leídas
Revista Ohlala